domingo, 31 de marzo de 2013

Metales Pesados y su Efecto en el Cerebro

Metales Pesados y su Efecto en el Cerebro

De los 106 elementos conocidos por el hombre, 84 son metales, por lo que no es de extrañar que las posibilidades de contaminación metálica en el ambiente sean numerosas.

Todos los días estamos expuestos a pequeñas cantidades de metales tóxicos, y después de años de irse acumulando en nuestros sistemas, envenenándonos lentamente. Como los efectos son graduales, se los atribuímos al envejecimiento, sin saber cuál es la verdadera causa de nuestros problemas de salud. 

Mercurio, plomo, niquel, cadmio, arsénico, aluminio, uranio. 



- MERCURIO: cuando se acumula en el cerebro, causando depresión, pérdida de memoria, anemia, ataques al corazón, Calgary University, demostró que daña la mielina de los nervios. Amalgamas de dentistas, tienen 50% peso en mercurio, cada una libera 17 microgramos de mercurio diario en el cuerpo. Otra fuente de mercurio muy importante es el traspaso de la madre al feto a través de la placenta y al bebé a través de la leche materna por procesos hormonales. Mediante estos procesos la madre traspasa del 40 al 60% de su carga al niño. 

Lo encontramos también en filtros para aire acondicionado, ceras, pulidores de piso, cosméticos, suavizantes de telas, pegamentos, talcos, laxantes y tatuajes.

- PLOMO, se encuentra en periódicos, pastas dentales, comida en latada, plásticos, baterías, gasolina, insecticidas, tubería soldada y cerámica. Se acumula en cerebro, hígado, riñones, huesos y bazo, donde tiene efectos negativos para alterar el comportamiento y la inteligencia, ya que por cada 30 microgramos de plomo en nuestra torrente sanguíneo, nuestro coeficiente intelectual cae 10 puntos.

- ALUMINIO, lo encontramos en los antitranspirantes, cuando se aplican en las axilas, literalmente pegan las glándulas sebáceas en los hombres y en las mujeres, se va directo a los senos a través de la linfa. Antiácidos, fórmulas para bebes, polvos de hornear, latas de refrescos, latas de alimentos, dentríficos, y papel alumino, ollas y sartenes; se acumula en piel, huesos, cerebro y riñones, demencia, convulsiones, afasia, anemia, alzheimer´s y demencia senil en personas mayores. El aluminio es el elemento más asociado con el Alzheimer´s. Se han encontrado altos niveles de aluminio en el cerebro de las personas que han muerto por Alzheimer´s. 
Existe una gran controversia acerca de si el aluminio puede provocar Alzheimer´s. Dicha controversia está muy contaminada por las empresas que componen la industria del aluminio,  con una campaña en contra de los informes que apuntan a la participación de aluminio en la demencia o el Alzheimer´s.

- NIQUEL lo encontramos en cuchillos de acero inoxidable, ollas, monedas, y baterías de coche. Uso en cocina estamos expuestos al níquel en cada comida, se acumula en riñones, hígado, cerebro, senos nasales, pulmones, sistema inmune causa cáncer, enfermedades de la piel.

- CADMIO lo encontramos en las zonas industriales, humo de los cigarrillos, yesos antiguos y en productos de caucho. El exceso de cadmio reemplaza al mineral zinc en los tejidos del cuerpo, afectando a los riñones y causando presión arterial alta y confusión mental con agresividad.

- ARSÉNICO es considerado la sustancia más nociva para el organismo. Se encuentra en mayor o menor medida, en virtualmente todas las fuentes de agua potable del planeta, como resultado de la contaminación del agua por los procesos industriales, su uso en pesticidas y la filtración natural.
Otras fuentes son las pinturas, veneno para ratas y producción de vidrio. El arsénico afecta la piel, causa problemas respiratorios, neurológicos y cardiovasculares. También está asociado con cáncer de pulmón, riñón, hígado, vejiga y piel.


Estudios muy recientes se han ocupado de la repercusión negativa de los metales pesados en la situación del ecosistema y la salud del ser humano; hoy se conoce mucho más sobre los efectos de estos elementos, cuya exposición está relacionada con problemas de salud como retrasos en el desarrollo, varios tipos de cáncer, daños en el riñón, e, incluso, con casos de muerte. La relación con niveles elevados de mercurio, oro y plomo ha estado asociada al desarrollo de la autoinmunidad (el sistema inmunológico ataca a sus propias células tomándolas por invasoras). La autoinmunidad puede derivar en el desarrollo de dolencias en las articulaciones y el riñón, tales como la artritis reumática, y en enfermedades de los sistemas circulatorio o nervioso central.

A pesar de las abundantes pruebas de estos efectos nocivos para la salud, la exposición a los metales pesados continúa y puede incrementarse por la falta de una política consensuada y concreta.




¿Qué podemos hacer para combatir los metales pesados?

Para minimizar los daños a nivel corporal general, debemos comer muchas frutas y verduras por la gran cantidad de minerales que contienen y éstos ayudarán a que no sean absorbidos por el intestino. Cuántos más minerales se absorban, más metales pesados dejaremos fuera y estos serán excretados del organismo.

Además de tomar, inhalar y aplicar tópicamente Aceites Esenciales de Limón, Incienso, Clarity, Brain Power, Purificación, para eliminar los metales pesados de nuestro organismo!

Puedes comprarlos en el enlace azul:



Pilar Garibi

Experta en Aromaterapia y Liberación Emocional. Cosmetóloga. Acupuntura. Facilitadora del Masaje Gota de Lluvia. Vive en Zapopan, México. Realiza cursos y terapias en línea y presenciales.Soy una apasionada en animar y ayudar a otros a transformar su salud corporal, mental y espiritual!
Correo: ylacuaroma@gmail.com
www.facebook.com/YoungLivingAcuAroma
http://acu-aroma-therapy.com/
http://about.me/pilargaribi

Puedes publicar este capítulo en cualquier medio de comunicación mencionando a la autora y sus sitios web.