lunes, 3 de junio de 2013

Aceites Esenciales vs. Medicinas Anti-inflamatorias no-Esteroidales

Aceites Esenciales vs. Medicinas Anti-inflamatorias no-Esteroidales


La mejor alternativa 100% natural para curar un buen  porcentaje de casos por lesiones deportivas, son los Aceites Esenciales Grado Terapéutico.

El verano ya está aquí! Con el cambio de clima, a muchos de nosotros  nos gusta ejercitarnos al aire libre.
Salir a andar en bicicleta, patineta, trotar, saltar la cuerda, echar unas buenas maromas o simplemente salir a pasear y caminar. En esta época aumenta el riesgo adicional de daños, cada lesión conlleva la responsabilidad de cuidar el cuerpo sin causarle mayores daños."Los aceites, en primer lugar, no hacen daño",

Una tendencia preocupante en la Medicina del Deporte,  incluye el uso de una clase de fármacos que no sólo complican la recuperación, sino también aumentan el riesgo de desarrollar lesiones relacionadas con los deportes. 

Los atletas están utilizando los llamados medicamentos "inofensivos"(que se anuncian por tv, se venden sin receta) con más frecuencia que nunca. Estos medicamentos que son  recomendados  incluso por los médicos y terapeutas físicos como una ayuda en el proceso de recuperación, a pesar de que se ha demostrado que tienen el efecto contrario.

Muchos atletas optan por utilizar un grupo de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroideos, o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, para mejorar el rendimiento, pre-medicar para evitar el dolor y para tratar lesiones existentes. Este grupo de medicamentos incluye ibuprofeno (Motrin, Aleve), paracetamol (Tylenol) y ácido salicílico (aspirina). Todos están muy lejos de ser benignos.

En la superficie, estos medicamentos parecen inofensivos, ya que ayudan a combatir la inflamación y adormecer el dolor, pero:
Son la principal causa de insuficiencia renal en los EE.UU. actualmente.
Causa hemorragia digestiva en TODOS los usuarios.
Causan gastritis y úlcera péptica en muchos usuarios a largo plazo.
Suprime el sistema inmunológico.
Reducen la velocidad del proceso de curación.
Promueven una lesión crónica.
Entorpecen la percepción de señales de dolor importante.
Aumentan el riesgo de nuevas lesiones.
Aumentan el riesgo de empeorar las lesiones existentes.
Directamente se oponen a la máxima: "Escucha a tu cuerpo."

Los atletas que utilizan AINEs  antes, durante y después del ejercicio aumentan el riesgo de todas estas complicaciones. Incluso en la ausencia de ejercicio físico intenso, estos agentes son conocidos por dañar el cuerpo, pero durante el ejercicio vigoroso, el cuerpo está expuesto a un riesgo aún mayor de la lesión a partir de estos agentes.
Durante el ejercicio, el cuerpo experimenta una leve a moderada deshidratación y hemoconcentración. Esta reducción de volumen aumenta la concentración de todos los medicamentos en el cuerpo. Como resultado, los riñones, el estómago, el hígado, los intestinos y los músculos, experimentan más altas concentraciones que las  normales de estos fármacos. A medida que aumenta la concentración, también lo hace el riesgo de sufrir lesiones. 

Los efectos tóxicos de estas sustancias se magnifican durante el ejercicio, lo que resulta en un aumento del riesgo de desarrollar uno o más efectos secundarios.
No sólo son los efectos tóxicos de las drogas aumentan durante el ejercicio, pero los efectos analgésicos y supresores inmunes también se magnifican. Como resultado, pequeñas lesiones y traumas de tejidos microscópicos son más propensos a pasar desapercibidos. El efecto acumulativo de esto puede conducir a una espiral de disminución de cuerpo-conciencia y la agravación de las lesiones existentes.

El dolor es no sólo un mensaje importante del cuerpo que indica los límites fisiológicos de la actividad, sino que también es un componente clave en el mecanismo de curación. Estos medicamentos interfieren directamente con la respuesta inflamatoria que es parte del mecanismo de curación del cuerpo.
Los AINEs no deberían utilizarse de forma rutinaria por los atletas ya sea para prevenir lesiones, mejorar el rendimiento o para el tratamiento de una lesión existente. 

La herramienta mucho más segura y más eficaz para el tratamiento de las lesiones deportivas son los aceites esenciales orgánicos y puros. Pruébalos!

Lo que necesitas saber acerca de las AINEs, según la Cleveland Clinic



¿Qué son las medicinas anti-inflamatorias no-esteroidales? (AINEs)?

Las AINEs reducen la inflamación y reducen el dolor. La inflamación es la respuesta protectora del cuerpo hacia a una irritación o una lesión y es caracterizada por rojez, calentura, hinchazón y dolor. Las AINEs son usadas para tratar una variedad de condiciones que causan artritis y tendinitis. También se usan para tratar otras causas de dolor agudo y crónico.



¿Cómo funcionan las AINEs?

Funcionan bloqueando la producción de ciertos químicos del cuerpo que causan la inflamación. También pueden aliviar el dolor que no es causado por la inflamación, como en el caso de los moretones o los dolores de cabeza.

¿Todas las AINEs son lo mismo?
Parece que no existen diferencias fundamentales en la habilidad de las diferentes AINEs para reducir el dolor y la inflamación; sin embargo, algunas AINEs pueden ser más seguras que otras. Algunas AINEs pueden ser más convenientes para los pacientes ya que solo necesitan ser tomadas una o dos veces al día. Las medicinas genéricas son también menos caras que aquellas con marca de nombre. Cuando se te receta una específica AINE, tu proveedor de cuidados de salud considera tu condición médica, tu seguridad, conveniencia y costo.



Nombre Genérico

Nombre de Marcas Comunes

Horas Entre Dósis
aspirina (salicylate)Bayer, Ecotrin, Ascriptin
4
salicylate derivativesTrilisate, Disalcid
8
DiclofenacoVoltaren
8
EtodolacoLodine
8
IbuprofenoAdvil, Nuprin, Motrin
4
IndometacinaIndocin
8
KetoprofenoOrudis
8
ketorolaco tromethamineToradol
6
nabumetonaRelafen
24
naproxenoNaprosyn
12
oxaprozinaDaypro
24
piroxicamFeldene
24
SulindacoClinoril
12

¿Cómo se recetan las AINEs?

Las AINEs son recetadas en diferentes dósis dependiendo de tu condición. Su uso puede variar de una a cuatro veces al día, dependiendo de la duración del efecto de cada droga. Tu proveedor de cuidados de salud puede recetar una dósis más alta de AINEs si tienes, por ejemplo, artritis reumatoide ya que con frecuencia existe un grado significativo de calentura, hinchazón, rojez y rigidez en las articulaciones. Las dósis bajas puede ser adecuadas para la osteoartritis y lesiones musculares agudas debido a que generalmente existe menos hinchazón y frecuentemente no existe calentura ni rojez en las articulaciones.



¿Cuáles son los efectos colaterales más comunes de las NSAIDs?

A pesar que las AINEs son medicinas razonablemente seguras, es importante que tengas conocimiento de los potenciales efectos colaterales. Las AINEs son más seguras cuando se toman en dósis bajas por períodos breves. Mayormente, los efectos colaterales comunmente ocurren si estás tomando dósis altas por un tiempo prolongado (meses o años). Algunos efectos colaterales son leves y pueden desaparecer espontáneamente o luego de reducir la dósis. Otros efectos colaterales pueden ser más serios y necesitarán atención médica.
  • Dolor de estómago o acidez: éste es el efecto colateral más común.
  • Ulceras estomacales: alrededor del 5% de los pacientes podrían desarrollar una úlcera estomacal mientras están tomando AINEs. Las úlceras podrían causar dolores estomacales, pero algunas úlceras se desarrollan sin ningún dolor.
  • Sangrado: Las AINEs (especialmente la aspirina) incrementan la tendencia a sangrar en general (no solo debido a las úlceras). No las dedes de tomar antes de una cirujía. Las AINEs deben ser evitadas si estás tomando medicamentos diluyentes de sangre (tales como el Coumadin).
  • Dolores de cabeza y mareos: podrían ser una complicación del tratamiento con la indometacina.
  • Escuchar un timbre en los oídos: puede ser que ésto se deba al tratamiento con salicylates, incluída la aspirina. Esto puede ser eliminado al reducir la dósis.
  • Reacciones alérgicas: escaldaduras, silbido en el pecho e hinchazón de garganta ocurren raramente.
  • Problemas del hígado o los riñones son efectos colaterales poco comunes. Estos problemas pueden ser evaluados con pruebas de sangre en los pacientes que toman AINEs por prolongados períodos de tiempo. Las personas con algunos problemas en los riñones no deben tomar AINEs por períodos prolongados.
  • Por favor note que: Los efectos colaterales que han sido listados son los mayormente comunes.No están incluídos todos los efectos colaterales. Siempre ponte en contacto con tu proveedor de cuidados de salud si tienes preguntas acerca de una medicina en particular.

¿Qué efectos colaterales debo de comunicarle a mi proveedor de cuidados de salud inmediatamente?

Es importante que llames a tu proveedor de cuidados de salud si experimentas algunos de los siguienets efectos colaterales.

  • Retención de líquidos (reconocido por la hinchazón alrededor de los tobillos, pies, parte inferior de las piernas, manos y posiblemente alrededor de los ojos)
  • Inusual subida de peso
  • Nuevos episodios de heces negras en pacientes que no toman píldoras de hierro
  • Vómitos, especialmente si hay sangre presente en el vómito

¿Quiénes tienen más probabilidades de desarrollar úlceras mientras toman AINEs?

Es imposible predecir si alguien desarrollará una úlcera mientras toma AINEs; sin embargo, varios factores pueden colocar a una persona en alto riesgo de desarrollar una úlcera mientras toma NSAIDs, estos factores son:

  • Mayor de 60 años de edad
  • Ulceras previas
  • Fumar cigarros
  • Múltiples problemas médicos
  • Uso de cortisona o prednisone cuando se está tomando NSAIDs
  • Insuficiencia renal (parcial o completa)

¿Cómo se pueden minimizar los efectos colaterales?

No existe manera de evitar por completo los efectos colaterales de ninguna droga, pero existen estrategias que tú y tu doctor pueden usar para minimizar tu riesgo de desarrollar algunos efectos colaterales:

  • Toma las AINEs con las comidas para minimizar riesgos de síntomas estomacales. Contacta a tu proveedor de cuidados de salud si tus síntomas estomacales no se han aliviado después de algunos días de tomar la droga con las comidas.
  • Usa acetaminofen (como por ejemplo Tylenol) en lugar de las AINEs, especialmente si estás en alto riesgo de desarrollar una úlcera o sabes que la tienes.
  • Usa la aspirina revestida (como el Ecotrin) para que la medicina no irrite directamente tu estómago.
  • Evita las AINEs que son una vez al día, especialmente si eres mayor de 65 años. Estos medicamentos permanecen en tu sistema por un mayor tiempo y pueden ser menos seguro.
  • Pregúntale a tu proveedor de cuidados de salud acerca de tomar misoprostol (Cytotec) si tienes un riesgo incrementado de úlceras.

¿Puedo tomar las AINEs si estoy siendo tratado por presión alta?

Los agentes anti-inflamatorios no esteroidales pueden elevar la presión sanguínea de algunas personas. Puede ser que ciertas personas que tengan presión alta (hipertensión) tengan que dejar de tomar las AINEs si la presión sanguínea incrementa, a pesar de tomar regularmente sus medicamentos para la presión.



¿Las AINEs están disponibles sin receta médica?

Sí. Las AINEs de venta libre están disponibles sin una receta médica en dósis mucho menores que las comparadas con las AINEs con receta. Las AINEs communes de venta libre incluyen:
  • Aspirina compuesta (tales como; Anacin, Ascriptin, Bayer, Bufferin y Excedrin)
  • Ketoprofeno (como el Orudis)
  • Ibuprofeno (tales como; Advil, Nuprin y Motrin)
  • Naproxeno sodio (como el Aleve)

Algunas cualidades de los anti-inflamatorios de NSAIDs son como las de los corticoesteroides (también llamados esteroides); Sin embargo, las NSAIDs no tienen muchos de los efectos colaterales de los esteroides. Los esteroides son drogas hechas por el hombre que se asemejan muy de cerca a la cortisona, una hormona que ocurre naturalmente.

¿Cuáles son algunas AINEs recetadas?
Ninguna AINE tiene garantía de que vaya a funcionar. Tu proveedor de cuidados de salud te puede recetar varios tipos de AINEs hasta encontrar aquella que funcione mejor para ti.

Algunos efectos colaterales incluyen:
Como con cualquier otro medicamento, siempre sigue las instrucciones de la etiqueta y las instrucciones de tu proveedor de cuidados de salud.
Nunca uses un AINE, que hayas comprador como venta libre, continuamente por más de dos semanas sin consultar a tu proveedor de cuidados de salud. Los AINEs que se venden sin receta son aliviadores de dolor efectivos, pero su intención de uso es a corto plazo. Cuando se toma una AINE por largos períodos de tiempo, debes ser cuidadosamente monitoreado por tu proveedor de cuidados de salud para que él o ella pueda detectar efectos colaterales perjuiciosos y modificar tu tratamiento si es necesario.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. Ó The Cleveland Clinic 1995-2007.

Pilar Garibi

Experta en Aromaterapia y Liberación Emocional. Cosmetóloga. Acupuntura. Facilitadora del Masaje Gota de Lluvia. Vive en Zapopan, México. Realiza cursos y terapias en línea y presenciales.Soy una apasionada en animar y ayudar a otros a transformar su salud corporal, mental y espiritual!
Correo: ylacuaroma@gmail.com
www.facebook.com/YoungLivingAcuAroma
http://acu-aroma-therapy.com/
http://about.me/pilargaribi

Puedes publicar este capítulo en cualquier medio de comunicación mencionando a la autora y sus sitios web.