sábado, 18 de mayo de 2013

Aceites Esenciales contra Medicamentos

Aceites Esenciales contra Medicamentos


Las drogas y los aceites funcionan de maneras opuestas. Las drogas intoxican mientras que los aceites desintoxican. Las drogas obstruyen y confunden a los receptores celulares,
mientras los aceites limpian los sitios del receptor. Las drogas deprimen el sistema inmunológico, y los aceites fortalecen el sistema inmunológico. 

Los antibióticos atacan las bacterias indiscriminadamente, matando tanto lo bueno como lo malo. Los aceites atacan sólo las bacterias dañinas, permitiendo que la flora intestinal de nuestro cuerpo florezca.

Las drogas son unidimensionales, como robots programados para llevar a cabo ciertas acciones en el cuerpo, ya que el cuerpo puede beneficiarse de ellos o no. Cuando las condiciones del cuerpo cambian, las drogas siguen haciendo lo que estaban haciendo, incluso cuando sus acciones no son beneficiosas.

Los aceites esenciales son multidimensionales, llenos de inteligencia homeostática para restaurar el cuerpo a un estado de equilibrio saludable. Cuando las condiciones cambian, los aceites se adaptan a nuestro cuerpo, aumentan o reducen la presión arterial según sea necesario, estimulan o reprimen la actividad de las enzimas, según sea necesario, energetizan o relajan, según sea necesario. 

Los aceites son inteligentes y las drogas no tantoLas drogas están diseñadas para enviar información falsa a las células o bloquear ciertos sitios de los receptores celulares con el fin de engañar al cuerpo para que renuncie a los síntomas. Pero los medicamentos nunca hacen frente a las causas reales de la enfermedad. No están diseñadas para ese propósito. Si bien pueden dar alivio rápido para ciertos síntomas molestos, debido a su extraño diseño natural, siempre van a interrumpir algunas otras funciones corporales. Por lo tanto, siempre tendrán algunos efectos secundarios.

Las moléculas de los aceites esenciales grado terapéutico, envían información a las células y limpian los sitios receptores para devolver al cuerpo su función natural. Los aceites equilibran al cuerpo. Los fármacos desequilibran al cuerpo. 

Los aceites abordan las causas de la enfermedad a nivel celular mediante la supresión de la desinformación y la reprogramación de la información correcta para que las células funcionen adecuadamente y en armonía unas con otras. Con las drogas, la desinformación se introduce en las células de modo que se pueda obtener algo de alivio temporal, pero nunca hay verdadera curación. Las drogas sólo cambian un tipo de enfermedad por otro.

¿Por qué hay estas diferencias?
Porque los aceites esenciales aplicados correctamente siempre funcionan en la restauración de la función corporal adecuada, y no causan efectos secundarios indeseables. Ellos nutren al cuerpo con la verdad. Las drogas alimentan el cuerpo con mentiras. Mientras que ninguna cantidad de verdad puede contradecirse a sí misma, con muchas mentiras no pasará mucho tiempo antes de que surjan contradicciones y el cuerpo sufra sus efectos adversos.
Tabla para sustituír medicina con Aceites Esenciales

Gary Young  empezó a hacer investigaciones acerca del cáncer y los aceites esenciales en 1985.  El ha desarrollado el único método  para aplicar aceite de incienso intravenosamente.


Pilar Garibi

Experta en Aromaterapia y Liberación Emocional. Cosmetóloga. Acupuntura. Facilitadora del Masaje Gota de Lluvia. Vive en Zapopan, México. Realiza cursos y terapias en línea y presenciales.Soy una apasionada en animar y ayudar a otros a transformar su salud corporal, mental y espiritual!
Correo: ylacuaroma@gmail.com
www.facebook.com/YoungLivingAcuAroma
http://acu-aroma-therapy.com/
http://about.me/pilargaribi

Puedes publicar este capítulo en cualquier medio de comunicación mencionando a la autora y sus sitios web.